Recarga Cartuchos/Toner

Diferencia entre Recarga y Reciclado.

La recarga consiste en el desarme, limpieza interna y rellenado de la tolva de tóner con el polvo específico y el gramaje exacto que cada modelo requiere. Luego se lo rearma, se limpia todo su exterior y se lo prueba en la impresora correspondiente, para posteriormente ser embalado y entregado al cliente con la hoja de prueba, es una opción muy conveniente para quienes no precisan demasiada intensidad en los plenos negros, pero sí reducir lo más posible sus costos de impresión.

El reciclado es el mismo proceso que el de recarga pero en éste se reemplazan las partes internas del cartucho logrando la misma calidad de impresión tal cuál viene de origen.
Es ideal para empresas y usuarios que necesitan la misma calidad que el insumo original, característica que se logra en el reciclado y no así en la recarga.

En general los cartuchos pueden recargarse varias veces dependiendo la marca y modelo. Una vez que el ciclo de recargas llega a su tope las partes gastadas se reemplazan por nuevas, se recicla. En modelos como HP, el reciclado se hace cada vez que el tóner se agota, pero en marcas como Brother y Samsung por ejemplo, los cartuchos soportan de 5 a 6 recargas y de 3 a 4 respectivamente.

¿Cómo es nuestro servicio?

El cliente puede entregar su cartucho para reciclar ó recargar en nuestro local y puede tenerlo de un día para otro. También tiene la opción de adquirir un tóner nuevo “Alternativo”

Siempre recomendamos al cliente que cuente con un cartucho de repuesto para no verse en el aprieto de quedarse sin tóner en mitad de la impresión.

El servicio tiene garantía en el caso de presentar alguna avería o falla.